emprendedores

¿Cómo funciona una empresa de consultoría?

El funcionamiento de una empresa de consultoría, depende de muchos factores de lo que hablaremos en el siguiente contenido. Sobretodo de dos factores muy relevantes, que son los siguientes: el tipo de servicios que ofreza. Si quieres montar una, saber: financiar una empresa nueva que haya que poner a funcionar de o que la empresa ya lleve años trabajando, estos factores son esenciales a la hora de financiar cualquier modalidad de negocio.

¿Cómo es el funcionamiento de una consultoría?

Una empresa de consultoría, suele encargarse de temas muy concretos, dependiendo de la función por la que fue creada. Lo más habitual en España son las consultoras de: temas contables, temas financieros, temas tecnológicos y de ingeniería.

En España existe una mentalidad de emprendimiento en la que el emprendedor o empresario, es el que decide al 100% como funciona una empresa, sin embargo, en USA, las consultoras muchas veces son las que se encargan de temas muy importantes, sobre el funcionamiento de la empresa.

¿Y entonces por qué las consultoras no montan el negocio directamente?

El emprendedor es el que arriesga su capital. También el que pone en funcionamiento su manejo de contactos, su profesionalidad y sus activos con los que realizar la actividad económica, como por ejemplo un local o una licencia determinada.

Tipos de empresas consultoras.

Las empresas de consultoría se pueden dividir en diferentes tipos.

  1. Contultoras del tipo estratégico. Hacen que un negocio funcione, siguiendo una estrategia con un tiempo de duración determinado y cumpliendo unas eficiencias determinadas.
  2. Consultoras relacionadas con temas financieros, contables y administrativos. Desde particulares que quieren saber como elegir una hipoteca a empresas que necesitan que les hagan las cuentas de impuestos, nóminas y demás.
  3. Consultoras de soluciones tecnológicas. Como por ejemplo el desarrollo de software o la utilización de ciertas tecnologías.
  4. Consultoras de marketing y publicidad. Utilizadas para promocionar los servicios de la empresa.
  5. Consultoras de recursos humanos. Muy importantes a la hora de buscar trabajadores eficientes y controlar el tema de las contrataciones laborales.

Seguramente existan muchos tipos más, estas son las que más se utiliza, sobretodo las de temas contables y financieros.

Financiar una nueva empresa de innovación tecnológica de nueva creación y que empiece a funcionar.

Cuando se trata de una empresa de nueva creación, es más enrevesado financiar una idea de negocio, ya que no pueden demostrarse unas determinadas ganancias. En este caso, es recomendable que se tenga un plan de negocio, con un apartado financiero muy logrado. La formas más tradicionales de hacerlo es mediante las siguientes maneras.

  1. Financiación procedente de la banca. En este caso será necesario tener un aval o estar trabajando en otro lugar, de forma que se pueda aportar unos ingresos mensuales demostrables.
  2. Financieras de préstamos. Suelen pedir los requisitos anteriores.
  3. Empresas de capital riesgo o inversores: existen empresas especializadas en financiar ideas de negocios, sin embargo, son difíciles de convencer.
  4. Buscar socios capitalistas.
  5. Financiación crowdlending y crowdfunding.
  6. Ayudas del gobierno para emprendedores. Es necesario estar apuntado al paro y no haberse beneficiado de otras ayudas para autónomos (De forma general).
  7. Cobrar el paro en una sola cuota.
  8. Financiación ICO del gobierno.
  9. Los préstamos para empresas nuevas.

Financiar una empresa de consultoría que ya lleva años trabajando.

financiar empresa consultoría

Al tratarse de una empresa que ya lleva tiempo trabajando, se tiene la ventaja de poder demostrar unos determinados beneficios o demostrar unos determinados activos de la empresa, de tal forma que la financiación a la que se puede acceder es la siguiente.

  1. Financiación del banco. En este caso demostrando las declaraciones trimestrales e informes anuales, cuanto mayores sean los beneficios, mejor.
  2. Financiación de financieras. Suelen solicitar los mismos requisitos que el punto anterior.
  3. Socios inversores y empresas de capital riesgo: son más fáciles de conseguir, cuando se trata de una empresa con una determinada experiencia en el sector.
  4. Financiación del gobierno (ICO).
  5. Tipos de financiación para empresas y autónomos.

¿Cómo funciona financiar una consultoría / empresa tecnológica?

Hay muchos tipos de consultoras, sin embargo, las tecnológicas son las que están encabezando los tiempos actuales, la formas más frecuentes de financiarlas son las siguientes.

  • Mediante préstamos pequeños. Algunas veces no es necearía una inversión muy grande para financiar una consultora. Estos pueden llegar de la banca, prestamistas, financieras, empresas de capital riesgo, Business Angels…
  • Mediante leasing. De forma que se ahorren gastos al principio de la actividad, como por ejemplo en transporte, equipos necesarios y material.
  • Mediante las ayudas del gobierno para nuevos emprendedores, cobrar todas las mensualidades del paro en un solo mes, financiación ICO del gobierno.
  • Mediante una rueda de financiación con empresas relacionadas con la innovación y patrocinadores.

Fases de financiación de una start-up.

Hay diversas formas de financiar una start-up, sin embargo, podemos hacerlo mediante algunos esquemas o formas recomendadas, como las que tienes a continuación.

  1. Inversión de los fundadores. Necesaria para construir una marca.
  2. Buscar contactos. Gracias a las aceleradoras y empresas que se encargan de atraer a inversores.
  3. La financiación común. De la que hemos hablado en los apartados anteriores.
  4. Capital riesgo.
  5. Financiación para start ups.

Ideas de negocios para emprendedores.

Si quieres montar una nueva empresa, nosotros hemos recopilado ideas de negocios que tienen poca inversión y que quizás te resultan interesantes.

Si tienes amigos que quieran emprender o compartir este contenido con tus socios, te animamos a que lo hagas con los botones de las redes sociales.

Franquicias baratas de Sushi en 2018

El Sushi es una comida que se está poniendo muy de moda y cada vez hay más franquicias baratas de Sushi en 2018. Hemos elaborado un listado de franquicias baratas para montar un negocio de Sushi, en las que la inversión del negocio no sea muy grande y cualquier persona con unos pocos ahorros pueda montar una franquicia de Sushi.

Franquicia de Temaki-ya – Sushi japonés.

Una de las franquicias más baratas de Sushi, tan solo necesita 19.000€ de inversión. Se trata de una franquicia que nació en Barcelona y ahora está en fase de expansión. En los productos de esta franquicia, tienen un menú de 30 variedades diferentes. Lo que le hace ser un restaurante de Sushi muy completo. Se debe de tener una población mínima de 15.000 habitantes.

Franquicia Sushimore.

Franquicias baratas de sushi en 2018

Requiere de una inversión mínima de 38.000€. Un royalti de 400€ mensuales y un canon de publicidad de 200€. Actualmente llevan trabajando 7 años en el sector y tienen miles de negocios franquiciados en todo el mundo. La población mínima debe de ser de 50.000 habitantes y el local debe de tener unas dimensiones mínimas de 30 metros cuadrados. En este caso se trata de un negocio que tiene una marca propia, un público y también una forma de trabajar única, como por ejemplo a la hora de utilizar el software de gestión/trabajo.

Franquicia de Sushiwakka Express.

La inversión mínima de la franquicia es de 45.000€. Es una de las franquicias de Sushi más antiguas, ya que llevan trabajando desde el año 2005. El canon de entrada es de 8.000€. Tiene un royalti del 4% de las ventas y un canon de publicidad del 1% de las ventas totales.

Conclusión.

Es posible que sea más rentable montar un Sushi con una propia marca y desde 0, ya que se evitan pagos de royaltis y también de publicidad, sin embargo, en algunos casos, la marca del restaurante es importante, como en el caso de Sushimore, que están presentes en 14 países y tienen más de 1.000 locales funcionando.